LEVANTA TUS SENOS Y GLUTEOS…

Con el paso de los años y sobre todo tras dar a luz, el busto de las mujeres suele empezar a sufrir flacidez y a mostrarse caído. Sin necesidad de cirugía, hay una serie de remedios, ejercicios y hábitos saludables que pueden ayudar a revertir esa situación.

Hay muchos factores que influyen en el deterioro de esa parte del cuerpo. El embarazo y la lactancia materna, por ejemplo, suelen provocar que los cambios sean repentinos y la mujer perciba un mayor impacto visual en su físico.

El busto está formado por grasa, tejido conectivo y glándulas productoras de leche, por lo que un aumento o pérdida repentinas de peso suele hacer que la primera zona en sentirse afectada sea ésta. Usar un sostén poco ajustado, el ejercicio extenuante o hábitos de vida poco saludables, como fumar en exceso o beber mucho alcohol y refrescos, provocan también un envejecimiento prematuro.

Los desequilibrios hormonales, las enfermedades respiratorias o las deficiencias nutricionales, son otras de las causas que más afectan estéticamente a los senos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *