Como Se Debe De usar Las Venas varicosas

Algo que la mayoría de las personas sabemos es que la piel es el órgano más grande del cuerpo, y esto debido a que cubre toda la altura del mismo. Al ser externa, la piel se ve sometida a diversos factores como el cambio climático, rayos solares, toxinas e infecciones del ambiente, por este motivo es sumamente sensible y suele presentar notables cambios.

En muchas ocasiones, las deformaciones de la piel son tratadas mayormente por estética que por la salud. A nadie le gusta presentar manchas, arrugas o varices y siempre buscan los remedios estéticos más adecuados para tratar tales inconvenientes.

Las varices tienen su origen por algún factor interno como la mala circulación sanguínea, mala postura o la mala alimentación. Se originan cuando se inflaman las venas y dificultan el paso de la sangre a través de la misma, por lo general se forman de colores azul, rojo o morado y en muchos casos son dolorosas.

Comúnmente pueden aparecer en los brazos y piernas, por lo que debemos evitar la vida sedentaria y necesitamos masajear con regularidad las zonas afectadas. Hay muchos tratamientos que reducen las varices con bastante eficiencia, traemos para ti el remedio natural infalible, toma nota en caso de necesitarlo.

Los doctores recomiendan curar las varices con la aplicación de este sencillo tratamiento casero.
Es bueno combatirlas desde un principio, aunque puedan parecer poco prioritarias con el tiempo crecen y se convierten en un verdadero problema. No necesitan tratamientos invasivos, esta receta natural te va a permitir resultados notorios en muy poco tiempo, sin embargo se recomienda alternar con alguna actividad física.

Cada ingrediente fue escogido en base a sus propiedades medicinales indiscutibles, funciona como relajante, antiinflamatorio y mejora la circulación sanguínea.

Para eliminar naturalmente las varices vas a necesitar:
Una zanahoria mediana.

Un tomate verde.

6 cucharadas de aloe vera.

Medio vaso de vinagre sidra de manzana.

Inicia formando un puré con el tomate y la zanahoria, licua bien y agrégale el gel de aloe vera y el vinagre sidra de manzana. Cuando todos los ingredientes estén bien licuados, procede a untar en la piel con ayuda de algunos masajes. Deja actuar media hora antes de lavar con agua fría.

Aplicando diariamente, ten seguridad de que en pocos días mejorarán las varices. Comparte esta receta a través de tus redes sociales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *